Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Antonio Marquez apresenta sua dança flamenca no Brasil

profile

Memórias do Brasil

Descrição:

“Todas las profesiones son muy duras. Sobre todo cuando tientes que trabajar con tu propio cuerpo, con los huesos, con los músculos, con el día a día, viajando. Todo eso es duro. Es sacrificado. Pero yo he sido muy feliz durante todas las etapas de mi vida. Vendo crecer mi baile y el baile de todos desde aquí.

Cuando yo pedí por primera vez que quería bailar para mis padres no fue una sorpresa como algo tabú, como que eso es para mujeres. Jamás tuve ese encuentro con mis padres. Pero si encontré quizás eso de, bueno, ahora quiere bailar, ayer quería tocar la guitarra, hace unos años quería torear. A mí me tocó tan fuerte que ese mismo día estaba bailando.

Toda mi vida creo que ha sido de los que jamás he dejado nunca de hacer, bailar.

Es muy importante cuando vienen premios en tu vida, te da ese reconocimiento a nivel mundial o a nivel nacional. Eso todo te da la ilusión de continuar y ves que vas por un buen camino. Pero yo creo que los premios más bonitos son los del día a día con el público. Es ver el público delante de ti, mirándote con esa cara, con esa ilusión, con ese amor, con esas… Ese yo creo que es el premio mas bonito. Porque llegar a la fama es muy fácil. Pero mantener la calidad, ese amor, esa ilusión, eso es muy difícil.

Evidentemente yo cuido mucho mi cuerpo, pero también lo cuido emocionalmente. Y para que emocionalmente esté bien, yo tengo que salir, conocer gente, que comer.

Las primeras personas, el primer país que me brindó la oportunidad, que me conocieran en Brasil. Fue tal el éxito que se ramificó por todo Brasil, que también ha llegado fuera de Brasil. Porque el que triunfa aquí, triunfa en todo el mundo, según tengo entendido, porque el público de Brasil es muy selecto, una cosa para mí que es más importante, que es el sentimiento. Es un público que tiene mucho sentimiento y conseguir el sentimiento de este público para mí ha sido lo más bonito que me ha pasado.

Para mí ha sido un honor y un orgullo llegar ahí, haber recibido tantas cartas de Brasil agradeciendo el espectáculo que les hemos dado y me sentido muy bien como si estuviera realmente en mi casa. Si yo tuviera aquí mi mujer e mis hijos no me haría falta nada. Lo digo de corazón.”

Maio de 2002